hola@gibetmoll.com

Cómo Crear Páginas de Producto que Venden

Cuando tienes una marca y productos que vender, el primer paso es crear una tienda online. Pero esto no es suficiente. Debes hacerlo bien y optimizarlas para que tu negocio tenga todas las posibilidades de lograr el éxito. Pero ¿Por dónde empezar? Sin duda, por tus páginas de producto. Sigue estas indicaciones y aprende cómo optimizar las diferentes piezas de tus páginas de producto.

Cuando reviso con vosotr@s vuestra tienda online en nuestras sesiones de mentoría, las páginas de producto suelen ser uno de los primeros puntos que revisamos y trabajamos en profundidad porque, en general, hay mucho por mejorar.

Tus páginas de producto son una de las partes más importantes (si no la más) de tu tienda online

Representan un tercio de todas las páginas en las que aterrizamos cuando navegamos. Es decir, las páginas de producto son lo primero que ven 1 de cada 3 visitantes de una tienda online.

Además, quien aterriza en una página de producto, ve una media de 3 productos en lugar de menos de los 1.8 productos que ve quién aterriza en otra página. Estamos de acuerdo de que se trata de que tus clientes vean productos y te compren, ¿no? Pues asegúrate de que cuando lleguen a tus páginas de producto, sea del producto que sea, sean las mejores páginas de producto.

Las páginas de producto bien hechas son una máquina de convertir visitantes en clientes

Buena parte de los compradores deciden si comprar o no en las páginas de producto. Por eso es tan importante que estén optimizadas. Tener páginas de producto que convierten es una de las claves del éxito de una tienda online. Compara el ratio de conversión de diferentes estilos de páginas de producto y mide cuál convierte mejor.

Si no sabes qué es el ratio de conversión, te recomiendo este post sobre como mejorar las ventas de tu tienda online, en el que te explico qué es le ratio de conversión.

Estas son las piezas que debes bordar para tener páginas de producto optimizadas y que convierten visitantes en ventas.

URL de tus páginas de producto

No sólo se trata de hacer la URL atractiva, también de que te ocupes de la parte técnica para optimizar la búsqueda y que el señor Google trabaje a tu favor. Lo mejor para mejorar la URL de tu producto es:

  1. Crea una URL que sea fácil de buscar y de leer. No tienen sentido que la crees a base de letras y números sin sentido. Incluye alguna palabra clave, pero no en exceso.
  2. Utiliza 1 única URL de acceso para cada producto.

Títulos de las páginas de producto

Los títulos deben ser descriptivos pero concisos, deben contener palabras clave, pero no demasiadas. Lo más importante es la lógica. Algunos trucos:

  1. Sé descriptivo (en 55 caracteres o menos). El título de tu producto debería darle a tu cliente una idea a primera vista (o lectura) de tu producto. Asegúrate de incluir atributos clave en tus descripciones.
  2. Usa las palabras que usa tu cliente. No hay que inventar nada n querer parecer más de lo que es. La simplicidad y el ponerse en la situación de compra del cliente te ayudará a utilizar las palabras que tu cliente usa cuando busca ese tipo de productos en el buscador.
  3. Si tienes un multimarca, una buena opción es usar el sistema “Marca-modelo-tipo de artículo”

Imágenes del producto

Ya sabemos que una imagen vale más que mil palabras. En e-commerce todavía más.

  1. Utiliza imágenes de calidad. A poder ser las tuyas propias en lugar de las que te facilite el proveedor, para evitar tener un popurrí de imágenes diferentes en estilo para cada producto.
  2. Para cada producto 3 o 4 imágenes como mínimo, desde varios ángulos (de frente, de lado, desde el ángulo, desde arriba…), que sean de buena calidad y en las que se aprecie el producto tanto en global como en detalle
  3. Muestra fotos en los que se vea el producto en uso, puesto en situación. Te ayudarán a aportar la personalidad de la marca y el lifestyle que representas.
  4. Ten siempre en cuenta la velocidad de carga de la página. Ojo con saturar y que la página o las imágenes tarden demasiado en cargar.

Descripción del producto

La descripción del producto es donde te juegas buena parte del click definitivo en tu página de producto.

Redacta una buena descripción, con detalles sobre materiales, medidas y las características técnicas

Puedes también añadir información sobre cómo se ha fabricado, aquello que vincula el producto a los valores de tu marca y lo que te diferencia del resto.

  1. Asegúrate de que es única. No hagas copiar/pegar en tus descripciones y pongas lo mismo en todos los productos de la misma categoría porque estarás restando valor a tus productos. Tampoco copies sin más la descripción del fabricante. Incluye en la página de producto detalles sobre la fabricación o que motivación hay tras el diseño.
  2. Incluye información sobre materiales y como cuidarlos.
  3. Añade detalles que no son evidentes en las fotografías. No pierdas el tiempo (y el espacio) escribiendo lo que se ve en la foto. Úsalo para escribir sobre lo que se ve o se puede percibir, tocar… Las sensaciones entran en juego: el peso, la ligereza, si es o no rígido, el tamaño, la textura, las características técnicas, si es impermeable, si es calentito o fresco, qué puede hacer y cómo mejorará la vida del cliente.
  4. Haz pruebas con diferentes estilos descriptivos, tono de voz y longitud de los textos. Prueba cosas distintas hasta encontrar la que mejor te funciona en términos de conversión.

Valoraciones del producto (Review)

Dicen los estudios que el 94% de los compradores consulta las valoraciones de otros compradores antes de comprar

Está claro que las opiniones y valoraciones de otros compradores pueden ayudar a tu cliente a confiar en ti y tus productos. Las valoraciones son una pieza clave del proceso de compra. Asegúrate de incluirlas y de que se vean correctamente. El lay-out dependerá de tu diseño web y las funcionalidades de tu e-commerce.

Añade mucho cariño a tus páginas de producto

Con lo que cuesta llevar tráfico a tu tienda online, lo último que quieres es perderlos porque tus páginas de producto están mal hecha, no son atractivas y no hacen justicia a tus productos.

Añade mucho cariño a cada página de producto y no las hagas como churros, sin más, porque no serán efectivas y no te servirán de nada.

En las últimas semanas he estado trabajando con dos marcas diferentes cuyas páginas de producto tenían mucho margen de mejora y en las que los resultados se han visto rápidamente revisando con mucho cariño cada una de las páginas de producto.

Ponte manos a la obra y dedícale tiempo a tus página de producto. Tus clientes lo agradecerán y tus ventas y ratio de conversión lo notarán.

Crédito: fotos Unsplash y Pexels.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.